Vuelve al inicio
Entrevistas & Artículos Imágenes Multimedia Filmografía Miscelanea ?
Barra de colores

Fue bautizada como la musa de la modernidad, y se ha convertido en la actriz, sin etiquetas, que siempre quiso ser.
"Tuno Negro" es su nueva película, una muestra de que ha sabido encarrilar el buen camino. El resto, como siempre, corre a cuenta de su encanto.


en Woman

LA IMPORTANCIA DE SER SILKE


Ya lleva mejor que la reconozcan por la calle, o verse a sí misma contestando a una entrevista. Pasaron los tiempos de su eclosión de la mano de julio Medem, en los que el personaje que crearon los medios de comunicación usurpó la vida de la persona. Ahora, mucho más tranquila y asentada, se limita a esperar que las cosas sucedan, que su innegable carisma -que apareció una y mil veces en la sesión que realizó para WOMAN- le gane el respeto de los críticos, la admiración del público y, algo que nunca molesta, el beneplácito de los productores. Entre esas cosas que han sucedido últimamente en su vida se encuentra 'Tuno negro', película en la que los noveles directores-guionistas Pedro Barbero y Vicente J. Martín se atreven con una combinación contranatural la de la carpetovetónica tradición tunera de nuestros colegios mayores y universidades con una de las grandes metáforas de nuestro tiempo, lnternet, todo aderezado con la presencia de un psicópata de la peor especie. El resultado, en el que Silke comparte protagonismo con Jorge Sanz, Fele Martínez, Maribel Verdú y Patxi Freytez, es un thriller lleno de trampas y sorpresas que, tras 'Kilómetro cero' y '¿Tú qué harías por amor?" parece asentar definitivamente la carrera de quien está segura de ser bastante más que una cara con ángel.

en Woman

Con la distancia que proporciona el paso del tiempo. ¿Por qué crees que tu debut en el cine supuso un acontecimiento que terminó por afectar a tu vida privada?
Todo el mundo se empeñó en crear un mito, una especie de mujer maravillosa, cuando soy una persona muy sencilla. Quizá fui demasiado generosa en las entrevistas, o a la hora de ceder mi imagen, pero en apenas tres meses no podía salir a la calle porque todo el mundo me conocía. Con el paso del tiempo, he asumido muchas cosas que, como la promoción de las películas, forman parte de mi profesión. En cuanto lo haces, evitas la esquizofrenia y no pierdes el Norte.

en WomanEra una situación para la que no estabas preparada.
Es que cambia hasta el punto de vista de los amigos. Eso es lo peor, que no te afecta tan sólo a ti, también a las personas que están a tu alrededor. Pasé por el proceso de sufrir una pequeña limpieza de amistades, de saber quiénes son tus amigos de verdad en los momentos duros. Pero eso pasa en todos los ámbitos de la vida, no sólo en el cine. Se nota que las cosas han cambiado, y para mejor. Antes me afectaba mucho lo que decía la gente. Ahora, sólo lo que me cuentan mis amigos, que lo hacen de corazón.

¿Llegaste a pensar en tirar la toalla?
No, porque no hay nada que me llene más que mi profesión.

¿Cómo te convencieron para rodar una ópera prima tan original como 'Tuno negro'?
La película tiene un guión maravilloso, con alma: fusionar un residuo de la Edad Media como la tuna con el símbolo de la modernidad que es lnternet. Bueno, la verdad es que el guión que me enviaron no tenía final. Fue después cuando Pedro y Vicente me lo desvelaron, y me pareció sensacional; creo que es un desenlace muy sorprendente.

¿Tu experiencia con los tunos ha sido tan traumátíca como en la pantalla?
Nunca he conocido personalmente a uno, así que no tengo una opinión formada.

Con lnternet sí que habrás tenido más contacto...
Lo justo y necesario. Me sirve para obtener cierta información cuando la necesito, pero no me gusta chatear ni nada de eso, me cuesta expresarme escribiendo. los teléfonos móviles van más conmigo.

¿Cómo fue el rodaje en Salamanca?
Es dificil imaginar otro escenario para la película. A diferencia de en países como Estados Unidos, aquí tenemos la suerte de contar con un pasado, con una riqueza cultural maravillosa.

en WomanDespués de 'Tres esposas', película en la que has trabajado a las órdenes del director italiano Marco Risi, ¿qué otros planes tienes para el futuro?
Crecer lo máximo como actriz, en cualquier terreno: teatro, cine o televisión. Pero quiero que las cosas sucedan por su propia inercia, su dinámica, sin influir yo.

¿No sientes el gusanillo de actuar delante del público de un teatro? Muchas de tus compañeras coinciden en calificar esta experiencia como la mejor para una actriz.
Tengo curiosidad; y si más adelante me llega la oportunidad de trabajar en teatro, perfecto. Pero todo tiene su ritmo.

¿La dictadura de las grandes productoras de Hollywood sigue siendo el principal problema del cine español?
En este negocio sólo cuenta lo que vende, y en eso no van a cambiar las productoras, sean del país que sean.

¿Eres cinéfila? ¿Vas mucho al cine?
Trato de ver todo el que puedo, especialmente, el español. la suerte que tengo es que como soy miembro de la Academia, me envían las películas a casa.

¿Una actriz a la que admires?
Juliette Binoche, porque selecciona muy bien sus papeles.

Ése es trabajo del manager. Al final, has tenido que contratar uno.
Gracias a Dios, tengo a Octavio, una de las razones por las que sigo en el cine. Yo era reacia a tener representante, pero me di cuenta de que era imprescindible. A Octavio me lo recomendaron diciéndome que, ante todo, era una buena persona, lo que acabó de convencerme. Así que le llamé yo. Durante el primer mes de nuestra relación, sólo nos conocimos a través del teléfono.

en Woman

Para tu cita con WOMAN has abandonado por unas horas tu retiro en Ibiza. ¿Por qué te fuiste a vivir a un lugar tan alejado de dónde 'pasan' las cosas en tu trabajo? ¿Te sirve como una válvula de escape?
Ibiza me ofrece muchas cosas: hay muchos extranjeros que no me reconocen, por mi físico puedo pasar totalmente inadvertida; estoy a apenas una hora en avión de Madrid; y lo tengo todo: mar, montaña y, en invierno, una inmensa tranquilidad.

¿Un deseo?
Ahora que está todo perfecto, quiero que siga así siempre.



Woman (Agosto 2001)
Texto
Paco Martínez
Fotografia
Mercé Dauder
Estilista
Miriam Arruga
Peluquería
Fernando Zunino (Servimatge) con productos Clarins
Maquillaje
Fernando Zunino (Servimatge) con productos Revlon
Fuente
Woman (Ago-2001)

Pagina Anterior Entrevista TuGueb.com Menu Principal Entrevista plus.es Pagina Siguiente
Volver a menú principal.